¿Qué son las enfermedades respiratorias agudas (ERA)?

22 sep 2011, Publicado por Endesa en Endesa Enseña, 0 Comentarios

¿Qué son las enfermedades respiratorias agudas (ERA)?


ERA (Enfermedades Agudas Respiratorias) se presenta como una enfermedad parecida a la gripe, por ello es bueno conocer de qué se trata para prevenir esta enfermedad en estos tiempos.

Son enfermedades infecciones agudas que afectan al aparato respiratorio (pulmones o vías respiratorias o ambos) y pueden ser provocadas por muchos microorganismos diferentes. Además, afectan a cualquier grupo de edad en cualquier parte del mundo.

Entre los signos y síntomas más comunes fi­guran la tos, el dolor de garganta, la secreción nasal, los estornudos y la di­ficultad para respirar normalmente y a menudo se ven acompañados de dolor corporal generalizado y de fi­ebre (38 °c). En los niños también pueden presentarse nauseas, vómitos y diarreas.

¿COMO SE CONTRAEN LAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS?
Un individuo contrae una enfermedad solo si es susceptible y está expuesta a ella. La persona afectada por una ERA es la principal fuente de enfermedad. También, la trasmisión puede producirse cuando la fuente está lo bastante próxima a una persona susceptible. Por ejemplo, en un paciente con ERA, expulsa al aire goticulas de secreción de la nariz y la boca, las mismas que van depositándose en las superficies que rodean al paciente que tose (en general a una distancia máxima de un metro).

Las personas enfermas también pueden depositar partículas infecciosas en la mano cuando se cubren la boca o la nariz al toser o al limpiarse la nariz. Las superficies también pueden contaminarse por contacto directo con secreciones o con las manos, pañuelos, vasos, tejidos usados u otro material que haya estado en contacto con otros líquidos y secreciones corporales. 

¿CÓMO PUEDEN LAS PERSONAS CONTRIBUIR A REDUCIR LA PROPAGACIÓN DE LAS ENFERMEDADES RESPIRATORIAS AGUDAS?
Hay muchas cosas que todos podemos hacer para reducir la propagación de las ERA. A continuación se enumeramos las más importantes: 

  1. Separa físicamente a las personas infectadas de otras personas, en especial de niños pequeños, personas mayores y personas con enfermedades crónicas subyacentes. Enseña a los miembros de familia a que reduzcan el número de veces que están en contacto con el enfermo y que, en la medida de lo posible, mantengan una distancia de al menos un metro.
  2. Cúbrase la boca y la nariz al toser o estornudar, y ten en cuenta las buenas prácticas de higiene respiratorios. Se recomienda usar pañuelos desechables de papel y utensilios personalizados. Los artículos desechables una vez utilizados deben tirarse a una bolsa de basura separada. Los artículos no desechables utilizados, como los pañuelos, deben utilizarse una sola vez y a continuación lavarse.
  3. Lávese las manos con frecuencia y de forma minuciosa con agua y jabón entre 40 y 60 segundos o, de lo contrario, frótese las manos con una solución de base alcohólica entre 20 y 30 segundos, especialmente si la haz utilizado para contener una tos o un estornudo.
  4. No escupa al suelo o en aceras en los recipientes para basura porque propaga así los gérmenes.
  5. Aplica controles ambientales tales como, mejorar la ventilación del espacio abriendo ventanas y puertas, para aprovechar las corrientes naturales (si el clima lo permite) y así fomentar una buena renovación del aire.
  6. Utiliza mosquiteros en los lugares donde son comunes las enfermedades transmitidas por insectos (por ejemplo el paludismo).
  7. En la habitación de la casa, coloca al paciente cerca de una pared exterior y cerca a una ventana abierta. Limpia periódicamente las superficies y los objetos que se encuentran alrededor del enfermo o que hayan sido utilizados por él, con un trapo húmedo y detergente.
  8. Si es posible, el personal sanitario debe utilizar algún tipo de protección para cubrirse la boca y la nariz (Por ejemplo mascarilla) cuando atienda a pacientes con estas enfermedades.

¿QUIÉNES ESTÁN MÁS PROPENSOS A CONTRAER ESTAS ENFERMEDADES?
Los muy jóvenes (menos de dos años de edad), las personas ancianas (más de 65 años), las embarazadas, las personas con afecciones respiratorias o cardiopatías crónicas previas, las personas con un sistema inmunitario débil, como las personas con virus de la Inmunodeficiencia Humana / Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH / SIDA), enfermedades de la sangre o cáncer.

En todos los casos debe consultar con su médico ante cualquier síntoma que note.

Publicar comentario...

Leave A Comment


Suscribirse via email

http://elrincondeendesa.pe/wp-content/themes/press
-->